HistoriaMayo

¿Eiffel diseñó el kiosco de la plaza 13 de Julio de Guaymas?

Una simple búsqueda por internet sobre la historia de Guaymas nos puede llevar a algunos falsos datos que forman parte del imaginario colectivo guaymense pero que están muy lejos de la realidad histórica. Uno de esos mitos que en las últimas décadas ha circulado es la participación de Gustave Eiffel, creador de la famosa torre de París, en el diseño y construcción del kiosco de la Plaza 13 de julio de Guaymas. Sin embargo, un pequeño vistazo a las crónicas de la época nos muestran que Eiffel nunca diseñó obra alguna para Guaymas y que el origen del kiosco de la Plaza 13 de julio, principal espacio de encuentro para los guaymenses hasta la inauguración de la Plaza de los 3 Presidentes, está en el vecino estado de Sinaloa, como lo confirma el historiador Mauro Barrón.

El Arancel general para el gobierno de las Aduanas Marítimas en el libre comercio del imperio mexicano, del 15 de diciembre de 1821, ordenó el establecimiento de Aduanas Marítimas en los puertos habilitados para el comercio por las Cortes Españolas un año antes. Este documento es, en cierta forma, el mandato que ordena el establecimiento de una aduana marítima que dará origen a la entonces villa de San Fernando de Guaymas.

Existen mapas que datan del año 1813 donde ya aparece delimitada el área de lo que posteriormente se denominó como la Plaza de Armas. A lo largo de ese siglo se trató de mejorar el aspecto que guardaba la mencionada plaza. Para ello se colocaron bancas de cemento, lámparas de queroseno e incluso se realizó el primer intento de levantar un monumento para honrar la memoria de las personas que ofrendaron su vida frente a los franceses, aquella tarde del verano de 1854. Los primeros indicios de esa propuesta de monumento aparecieron publicados el día 19 de octubre de 1880.

Los directores de los periódicos La Tijera y El Monitor del Comercio solicitaron a la legislatura del Estado, que se decretara la erección de un monumento a la memoria del general José María Yáñez en la Plaza de Armas de este puerto, que recordara los gloriosos hechos del 13 de julio de 1854.

kiosco de la Plaza 13 de julio fuente

Nueve días más tarde, el periódico El Nacional de la Ciudad de México apoya la moción de los periódicos locales diciendo: “los periódicos de Guaymas exaltan el patriotismo de los diputados al Congreso para que decreten la erección de un monumento en la Plaza de Armas de aquel puerto, que recuerde las glorias legadas por el inmortal general D. José Ma. Yáñez, el 13 de julio de 1854. Justo es levantar estatuas a los héroes. Y el general Yáñez es acreedor a ello”. El monumento se levantó consistiendo en una columna de orden corintio, coronada por una diminuta victoria alada.

Dos años más tarde, en mayo de 1882 la Compañía Limitadora del Ferrocarril de Sonora, donó una fuente que se colocó al centro de la plaza, en sustitución del monumento a los héroes. Por espacio de veinte años la plaza no sufrió modificación de alguna consideración, salvo el 4 de junio de 1902, cuando el cabildo del Ayuntamiento de Guaymas, acordó darle el nombre de Plaza 13 de Julio a la antigua Plaza de Armas.

La vieja fuente estaba próxima a cumplir 28 años de haber sido instalada cuando el segundo regidor don Juan Zenizo Schiaffino propuso en sesión solemne del Ayuntamiento, el 2 de mayo de 1910, la construcción de un kiosco en la plaza 13 de julio a objeto de celebrar dignamente el primer centenario de la independencia mexicana y que sustituyera la para entonces deteriorada fuente. El cabildo aceptó por unanimidad la propuesta del regidor Zenizo y otorgó un presupuesto de 10 mil pesos para su construcción o elaboración.

El 13 de mayo de ese año, el Ayuntamiento entregó un anticipo tres mil quinientos pesos a la agencia de la Fundición de Sinaloa en Guaymas para la elaboración del kiosco de la plaza 13 de Julio a base de hierro fundido y conforme al seleccionado en el catálogo de productos que elaboraba la mencionada Fundición. La Fundición de Sinaloa tenía como antecedente a la Fundidora de Mazatlán. Esta fue fundada en 1862 por el señor Francisco Loubet, de origen francés, como un modesto taller de fundición. Diecisiete años más tarde pasó a poder de la sociedad integrada por los señores, Joaquín Redo y Balmaceda, duranguense y Vicente Ferreira Pesqueira, hermosillense.

En 1880, don Francisco Loubet en sociedad con el señor Francisco Urriolagoitia establecieron un nuevo y modesto taller siderúrgico. Tres años más tarde, ingresan los señores Francisco Echeguren y Alejandro Loubet, hijo de don Francisco, como nuevos socios a la empresa y constituyeron la firma Fundidora Loubet y compañía. Y en 1885, tras la muerte del señor Ferreira, la fundidora Loubet y cía., adquirió del señor Redo y de la señora Carlota Hidalgo Navarro, viuda de Ferreira, la fundidora de Mazatlán y la fusionan creando la Fundición de Sinaloa

La nueva mercantil rápidamente se consolidó como la empresa industrial más importante de Mazatlán donde se elaboraba maquinaria, carros y clavos para minas y haciendas de beneficio, tubería, calderas, tanques de almacenamiento, llaves, conexiones y válvulas, tonillos, tuercas y arandelas, estufas y lavaderos, estructuras de hierro para mercados, bodegas y kioscos, barandales y rejas, cruces y placas para cementerio, pupitres, muebles; entre otros.

El Congreso del Estado autorizó al Ayuntamiento de Guaymas, el 7 de junio de 1910, para que erogue el gasto de diez mil pesos con el fin de construir de un kiosco para la plaza 13 de julio de este puerto.El día 8 de junio comenzó a ser desarmada la fuente de hierro de la plaza 13 de julio. Dos días más tarde iniciarían la edificación del edículo del kiosco, utilizando la base de la antigua fuente y concluyendo los trabajos de construcción, el día 10 de julio.

El 21 de julio de 1910, abordo del vapor Manuel Herrerías, arribaron al puerto las estructuras metálicas del kiosco.Con ellas llegó también el personal de la Fundidora de Sinaloa que se encargará de su armado y montaje. Al día siguiente causó expectación el inició de la instalación del Kiosco. En septiembre de 1910 adornaron la Plaza 13 de Julio con banderas, colgaduras y cientos de focos. El nuevo kiosco se pintó con pintura de plata y daba a la vista un golpe soberbio.

kiosco de la Plaza 13 de julio 1926

A las nueve de la noche del 15 de septiembre de 1910 se reunieron en el Palacio Municipal las Autoridades, el comité del Centenario, la Cámara Nacional de Comercio, representantes de la Banca, de las Sociedades Mutualistas y gremios industriales, artesanos y obreros. Desde allí se dirigieron en ordenada procesión a la Plaza 13 de Julio donde fue inaugurado el Kiosco. La placa conmemorativa estaba cubierta con un paño de seda rojo y al ser descubierta, pudo leerse lo siguiente:

1810 – 1910
El Ayuntamiento Constitucional de Guaymas en
conmemoración del Centenario de la Independencia.
Gobernador del Estado, C. Luis E. Torres.
Vicegobernador, C. Alberto Cubillas.
Presidente Municipal, C. Carlos T. Gutiérrez.
Presidente del Comité del Centenario, C. Juan Zenizo
Constructores Fundición de Sinaloa.

También te puede interesar...

2 Comentarios

  1. […] que remontarse hasta el 12 de octubre de 1970. La otra plaza de la ciudad, conocida como la del 13 de julio, se había quedado pequeña para las nuevas necesidades que tenía Guaymas. Por esos días se […]

  2. […] la tarde hubo un gran desfile en la plaza principal, donde lució con maestría el batallón activo de Sonora. La jornada concluyó por la noche con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Historia